Puntos claves en la estrategia de datos

Como profesionales de Business Intelligence uno de nuestros objetivos fundamentales es ayudar a nuestras organizaciones a transformar datos en información útil con el fin de alcanzar las metas que incluyan mejoras de procesos para la toma de decisiones, identificando nuevas oportunidades, y encontrando problemas a tiempo para poder tomar medidas correctivas.

Sabemos que los datos de nuestra organización es un activo importante, y estamos muy conscientes de la importancia de la calidad de los datos. Sin embargo, a veces pasamos por alto la necesidad básica de tener una estrategia global para la gestión de nuestra información, una estrategia que vaya más allá de la calidad de datos. Entonces, planteamos los siguientes puntos que nos ayudarán a plantear una estrategia.


1. ¿Qué datos se deben recoger? Esto puede parecer obvio, pero la respuesta a menudo es “todo”. Es importante que el usuario logre entender para qué va a necesitar la información y que uso le va a dar. Muchas veces, ante la duda, el usuario quiere tener toda la información posible.

2. ¿Cuánto tiempo deberán guardarse los datos? Se deberá supervisar periódicamente el uso que se la da a la información, para de esta forma, poder decidir que información suprimir o almacenar en otros medios, y de esta forma poder establecer una estrategia de depuración en su Data Warehouse (DW). Esta estrategia debe ser aprobada por los usuarios finales. Tenga en cuenta que puede haber políticas externas a la empresa que obliguen a guardar los datos por más tiempo de lo deseado.

3. ¿Dónde se guardan los datos? Algunos datos deben estar disponibles bajo demanda, mientras que otros, puede ser que no el tiempo de acceso no sea un factor crítico. Una estrategia de datos debe considerar qué se debe guardar y dónde guardarlo. Cuando defina su estrategia piense en el peor escenario que le podría ocurrir. ¿Si guardo los datos en la nube, puede ser que el proveedor elegido quiebre y pierda mis datos, o tenga problema para accederlos por un periodo de tiempo? Asegúrese de conservar todos los derechos sobre sus datos, y asegúrese de tener copias de seguridad.

4. Protección de datos y seguridad. ¿Quién puede acceder a sus datos y qué nivel de detalle pueden ver? ¿Cómo debe ser protegido de datos y / o cifrado?

5. El nivel de detalle a retener. Una decisión importante respecto a los datos es el nivel de detalle a tener en el Data Warehouse. Aunque la mayoría de los DW al principio por lo general solo almacenaban los datos sumarizados, y los mas importantes para la organización, hoy en día es factible traer los datos al máximo nivel de detalle, aunque muchas veces no sea lo más deseable. Asegúrese de que se mantengan los datos en el nivel se requiere para satisfacer las necesidades actuales y futuras.

6. La gobernabilidad de datos. Quién es dueño de los datos, quién es responsable por completar los datos faltantes, quién debe verificarlos. Este punto es muy importante, en todos lados se habla del término govenance, pero en pocos se sabe qué hacer y como aplicarlo.

7. Tácticas de integración de datos. ¿Qué datos debe residir en el dw y con qué frecuencia se deben cargar? ¿Cuál debe ser la fuente de los datos, y la cantidad de la historia que debe mantenerse?

8. Visualización de datos. Desde al nacimiento del Data Warehouse, el concepto de DW Virtual, el cual permite acceso directo a las fuentes de datos, ha estado dando vueltas, y en algunos casos ha sido implementado. Aunque tenga algunos beneficios, como el acceso a datos en tiempo real, o reducir el costo de almacenamiento hay que ser muy cuidadosos al momento de elegir esta opción, ya que a la larga puede resultar un verdadero dolor de cabeza.

Cuando pensemos en la construcción de un data warehouse no dejemos de recorrer los puntos mencioneados, los mismos podrán ayudarnos a definir algunas claves, las cuales nos harán el mantenimiento del DW mucho más simple.

Vía TDWI

facebooktwitter

Comments are closed.